¿CÓMO LIMPIO MIS MOU?



¡MUY BUENAS!
Arrancamos una semana más con un tema que nos interesa mucho ahora que llega el frío: la limpieza de nuestras botas. Esta semana vamos a explicarte cómo limpiar las Mou. Si, las inconfundibles botas de piel de oveja. Éstas botas están cosidas a mano y son súper resistentes a la par que calentitas.
No me digas más. De tanto usarlas las tienes un poco feuchas y no sabes cómo hay que limpiarlas, ¿verdad? Pues toma nota:
Al ser de piel nobuck, se les puede algún spray repelente o impermeabilizante para evitar ciertas manchas. Lo que hacen es crear capa protectora para repeler las manchas más difíciles en el nobuck o ante, así como el agua.

LIMPIEZA DE DIARIO

Necesitaremos: un cepillo (sirve por ejemplo uno de uñas o de dientes, nunca de cerdas rígidas para no estropear ni pelar la piel), agua tibia y jabón neutro de lavar la ropa.
  • Primero cepillamos la bota en seco para quitar el polvo y la suciedad que tengan por encima. Este paso se pude hacer diariamente o cada dos si las usamos a diario. Tan solo te costará un par de minutos y no afectará a la bota.
  • Con el cepillo o incluso con un paño de algodón que esté limpio para no arrastrar la suciedad, aplicaremos la mezcla del jabón neutro con el agua tibia por toda la bota suavemente. No frotes fuerte, es preferible darle varias pasadas a que no haya vuelta atrás. En la zona de los pespuntes, dale a la lana con el cepillo o con el paño pero con mucho cuidado.
  • Una vez aplicado el jabón, le pasaremos (siempre suavemente) un paño húmedo con agua solo para quitar el jabón. En este paso asegúrate también que no quedan restos de jabón por ninguna parte de la bota.
  • La piel de oveja del interior de la bota también la limpiaremos de la misma manera con agua y jabón y con mucho cuidado.
  • Una vez limpias, hay que secarlas. Rellénalas de papel para que absorba la humedad y déjalas secar al aire libre sin que le de el sol. Es muy importante que se sequen muy bien. Así que déjalas alrededor de 24 horas. No uses el secador.

MANCHAS DIFÍCILES

Si la mancha es muy difícil y el jabón neutro no es suficiente (como en las manchas de grasa, por ejemplo) utiliza una tiza blanca. Quítala cuanto antes para que no penetre mucho sobre la piel.
Frota con la tiza justo encima de la mancha y déjala así unas cuantas horas. Después quita lo que quede de la tiza con el cepillo de dientes o de uñas y límpiala con los pasos anteriores de agua y jabón neutro por toda la bota.
Si la mancha es de sal (¿sal? si, de la que echan en el suelo cuando nieva) deberás utilizar un poco de vinagre mezclado con agua tibia. Primero cepillándola, y después con el mismo cepillo o con un paño, limpiar suavemente con la mezcla.
Una vez hecho, pasa un paño limpio pero húmedo para quitar los restos y dejar secar como hemos dicho antes.
Esperamos que os pueda ser de ayuda porque son taaaan ponibles que realmente les vas a sacar mucha tinta 😉
Y para terminar…

CREA TENDENCIA 

Súmalas a tu Street style como muchas celebrities y bloggers de todo el mundo, combinandolas con looks más informales y desenfadados o rompiendo un look más vestido ya que realmente van con todo.
Un abrazo y ¡nos leemos!

Comentarios

POPULARES