¿QUÉ ME PONGO?


¡Muy buenas!
Por fin llegó el esperado miércoles y tras un cambio de planes de última hora, he pensado que voy a darte una pequeña guía para que puedas tener en cuenta a la hora de elegir el calzado más adecuado para ti.
Al hilo de lo que hablábamos la semana pasada, siempre tiene que ser cómodo, porque para una cosa que sí podemos elegir a capricho ¿por qué hacernos sufrir? 😉
Antes de entrar en el meollo de la cuestión te doy un apunte a tener muy en cuenta (por si aún no lo conoces), que es la existencia de las plantillas Memory Gel Confort. ¡Son una pasada! De verdad que es como si fueses pisando las nubes todo el día. Blanditas, mullidas, de piel… yo personalmente estoy enamorada y ahora lo busco siempre, así que si tienes la posibilidad de probarlo, lánzate de cabeza porque te aseguro que no te vas a arrepentir.
Dicho esto, empezamos:
Dependiendo de la forma de tus pies hay calzado que te resultará mucho más cómodo que otro, así que vamos a ir desglosando uno a uno para que puedas localizar el tuyo.

PIE EGIPCIO

egipcio
Es el pie más común, donde el dedo gordo es más largo que el resto, que le siguen muy ordenaditos ellos, de mayor a menor.
Este tipo se sienten puede poner cualquier zapato, siempre que sea cómodo, aunque se recomienda de horma anchita y a poder ser, de punta redondeada.
Como curiosidad, dicen que los propietarios de este par, son personas soñadoras e idealistas con tendencia a evadirse de la realidad y sumergirse en su propia imaginación. ¿Qué opinas?

PIE GRIEGO

griego
En este caso, el segundo dedo es más largo que el resto, con una forma muy parecida a la punta de un triángulo. Si tienes este tipo de pie necesitas un calzado un poco más largo para que éste segundo dedo no sufra, ya que si te pones uno un poco justo, te irá chocando y no queremos que tengas lesiones en esa uña o que se te quede dedo de martillo (doblado).
No tienes problemas con el calzado de punta, es más, tienden a ser de gran ayuda, debido a que el dedo largo puede estar cómodo.
En teoría, son personas activas y entusiastas a las que les gusta estar permanentemente haciendo cosas. ¿Han acertado?

PIE ROMANO

romanoEn este tipo tenemos un poco más de dificultad para encontrar un par de zapatos, ya que los dedos tienen una forma rectangular, con los tres primeros del mismo tamaño.
Necesitan un calzado ancho para evitar rozaduras y formación de callitos en los dedos pequeños. Al llevar zapatos estrechos puedes notar presión en los dedos, lo que puede acabar ocasionando dolor. Y recuerda ¡para lucir no hay que sufrir!
Quienes tienen estos pies suelen ser extrovertidos y sociables. ¿Te reconoces?

PIE POLINESIO

cuadradoAcabamos con este tipo de pie, también llamado Cuadrado, donde los cinco dedos son prácticamente del mismo tamaño. No es muy habitual, pero al tenerlos así, la punta del pie tiene una forma similar a un rectángulo.
Si los tienes así, al igual que con los pies Romanos, necesitas un calzado ancho para que no te hagan daño.
Dicen que suelen ser personas analíticas y calculadoras, que no se arriesgan a tomar decisiones improvisadas. ¿Es así?

Evidentemente (me repito, pero sean como sean, debes llevar un calzado de calidad y cómodo), se quedarán pies fuera de éstos estándares, como por ejemplo los míos, que tengo los dedos meñiques (los pequeños) más grandes que los anteriores. ¡SE ME HAN COLADO! jajaja pero sean como sean, no deben hacernos sentir a disgusto ni evitar enseñarlos. Te voy a dar un consejo aplicable a la mayoría de los aspectos de la vida:
Lo raro marca la diferencia. ¡Eres una persona única! ¿Qué más se puede pedir? A mí personalmente me encanta tener esa característica y la luzco con orgullo ^^
¿Y tú?
Un abrazo y ¡nos leemos!

Comentarios

POPULARES